Educación Integral

Educamos en conocimientos, pero también en valores como la tolerancia, la solidaridad, el respeto… Buscamos en nuestros alumnos que realicen su trabajo bien hecho, con orden y limpieza. También educamos en el cuidado del medio ambiente.

¿Cómo lo hacemos?

Desde la etapa de Educación Infantil es un objetivo fundamental buscar la autonomía de nuestros alumnos y desarrollar en ellos los hábitos necesarios para el trabajo personal. La organización del trabajo, el respeto a las normas y a los compañeros constituyen las bases de un buen clima de trabajo en el aula: el silencio, la participación ordenada, el respeto a los profesores y a los compañeros, ser responsables de nuestros actos y trabajo… en definitiva se trata de generar las condiciones necesarias dentro del aula para que se pueda producir un buen aprendizaje.

Ya en la etapa de Primaria se fortalecen y refuerzan todas esas cuestiones, de tal manera que, la adquisición de los contenidos curriculares sea progresiva y adecuada. Nuestros resultados en las pruebas de evaluación externa son en general buenos y satisfactorios.

En relación al aprendizaje y a la práctica de los valores, nuestra condición de centro de escolarización preferente de alumnos con discapacidad motórica, nos ayuda y facilita poner en práctica muchos de esos valores. Nos resulta fácil ser solidarios cuando en nuestras aulas se pone en práctica la atención a la diversidad.

Celebramos, a nivel de centro, fiestas como el Día Internacional de la Discapacidad, el Día de la Paz… fomentando el conocimiento de personajes y hechos históricos y culturales relacionados con estas celebraciones. Reflexionamos sobre sus enseñanzas y vida e intentamos ponerlas en práctica en nuestra vida diaria.

Ponemos en marcha campañas solidarias, en las que las familias del centro también intervienen activamente: recogida de tapones para su reciclado y para ayuda a familias necesitadas, recogida de ropa usada y alimentos para diferentes ONG. La AMPA del colegio gestiona un fondo solidario para ayudar a familias del colegio en los gastos escolares de sus hijos.

Por último, educamos a nuestros alumnos para el cuidado, la limpieza y el buen uso de los espacios y recursos del colegio y de nuestra ciudad: con el reciclado de los desechos que generamos, depositando todo en las correspondientes papeleras, aprovechando los recursos con los contamos y haciendo un buen uso de ellos, dentro y fuera del colegio.